Imprimir
Categoría: Poesía...
Visto: 179

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Nos llegó hace días esta poesía, cuando llovía y no podíamos salir.

Si cerramos los ojos, podemos escuchar la lluvia golpeando los cristales y ese olor a tierra mojada.

 

Árboles mojados,

Cielo cerrado,

Corazón estancado.

Pero  todo aquí dentro

Está muy tranquilo.

Velas, calefacción, aguja e hilo;

Esconde el miedo bajo el colchón,

En alguna lata,

Debajo de una tabla

O gritándolo por la ventana.

Cultívalo,

Léelo,

Exprésalo,

Báilalo

Hasta que no sean tus besos

Delito,

Y mi miedo se escape

Por las rendijas del suelo.

Te dibujaré en mi cuaderno

Hasta que no me quede tinta,

Escucharé tu nombre

en un rayo de sol.

Te colarás en todos mis pensamientos

Y me tropezaré contigo

En todos mis sueños.

Entonces florecerás,

Y mientras te enviaré

Un abrazo con olor a lluvia.

Para que lo encuentres

En todas las canciones que te dedico

Te encontrarás

Un beso mío prensado entre las hojas

De un libro,

Y mi olor en tus sudaderas.

Todo aquí dentro se siente muy tranquilo

Pero estaría mejor sin tanto eco.

 

Allegra Guerrero Fischer, 4º ESO C.