Imprimir
Categoría: Recomendaciones...
Visto: 736

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Después de que Scott Pilgrim terminara, todos pensaban que Bryan Lee O'Malley cumpliría su palabra y, como dijo en su biografía al final del segundo tomo, se iría a vivir a una casa junto al mar, se retiraría y comería salmón ahumado en todas las comidas hasta la muerte. Pero en 2014 publicó Seconds, un nuevo cómic. La historia se centra en Katie, una joven chef en un restaurante de éxito que planea abrir un nuevo y mejor restaurante. Todo parece ir bien, pero un día tras un accidente en la cocina descubre unos champiñones mágicos que le dan una segunda oportunidad para cada error que comete, pero no imagina los riesgos que conlleva usarlos.

El autor

Bryan Lee O'Malley actualmente no es muy conocido, a decir verdad. Después de Scott Pilgrim, que fue un best-seller, no hizo nada relevante (más que trabajar en la película y el videojuego), al menos hasta Seconds. Aún así, sigue siendo uno de mis autores de cómic preferidos. Sus obras son: Lost at Sea (2002), una novela gráfica sobre una chica que cree que un gato le ha robado el alma, Scott Pilgrim (2003-2010), una saga sobre la que he hecho una reseña anteriormente, Seconds, y Snot Girl (esta última es horrible, no la leáis por favor). Actualmente no está trabajando en ningún proyecto. A pesar de que Seconds se queda bastante a la sombra de Scott Pilgrim, es una gran novela gráfica que famosos como Guillermo del Toro o Scott McCloud han elogiado.

La trama

A Katie la vida le va bastante bien: es una joven chef y fundadora en un restaurante muy famoso, y piensa abrir otro aún mejor. Pero un día todo se tuerce: mientras ella se estaba besando con Andrew (uno de los cocineros, y su novio), una camarera llamada Hazel tiene un horrible accidente y se quema con aceite hirviendo. Esa misma noche, Katie se encuentra con una especie de espíritu que deja en su cajón unos champiñones mágicos, una libreta titulada "Mis errores" y una nota con instrucciones. Si escribe un error que haya cometido en la libreta y se come uno de los champiñones, tendrá una segunda oportunidad y nada de eso habrá pasado. Todo va perfecto: vuelve con su ex, Hazel está perfectamente y todo va sobre ruedas. Pero ella ni siquiera imagina las consecuencias destructivas que conlleva usar los champiñones.

Detrás de cámaras

Seconds es una historia sobre segundas oportunidades. A diferencia de otros cómics, este tiene un narrador que, en diversos momentos de la historia, le da a todo un toque más... misterioso, evocador. El cómic tiene unas ilustraciones bastante cartoon, con líneas suaves y colores infantiles y, a la vez, maduros; con una gama que gira en torno al rojo oscuro y el marrón. Habla muy bien sobre cómo debemos aceptar nuestros errores y no intentar cambiarlos, pero un defecto es que lo que desencadena el caos no es el uso de los champiñones, sino un error en sí de Katie del que ella no se había dado cuenta. Puedes ver cómo en vez de cortar con su ex se casaron, pero el restaurante que Katie pensaba abrir pasa a ser un proyecto de los dos, cosa que incomoda a Katie; pero el mal principal no es causado por intentar enmendar sus errores, cosa que quita profundidad a este tema.

Seconds es una historia divertida y evocadora, pero por desgracia no cumple con las expectativas de los fans de Bryan Lee O'Malley. Aún así, es un gran cómic y lo recomiendo bastante.

Nota final: 8'75

Autor: Bryan Lee O'Malley

Coste del libro: 17'95 €