Alejandra Soler Gilabert (Valencia, 8 de julio de 1913, 1 de marzo de 2017) era una militante comunista, maestra republicana española, hija predilecta de Valencia.Pionera en el asociacionismo universitario durante la II República y Jefa de Cátedra de Lenguas Romances de la Escuela Superior de Diplomacia de Moscú.

 

En 1934 se afilió al Partido Comunista de España y un año después se licenció en Filosofía y Letras, siendo una de las primeras mujeres que se licenció en la universidad española. Fue una luchadora y defensora de la escuela pública y de la igualdad, y del acceso universal a la educación, con un largo historial de trabajo en las escuelas rurales. También fue una de las primeras atletas de la historia del atletismo valenciano.

En 1939, concluida la Guerra Civil Española con la derrota de la Segunda República, cruzó la frontera con Francia, siendo internada en un campo de refugiados. Consigue llegar a la URSS. En Moscú fue maestra de niños españoles que la Unión Soviética había acogido. Durante la Segunda Guerra Mundial vivió la batalla de Stalingrado, donde salvó a 14 niños, los alumnos que tenía a su cargo, ayudándoles a cruzar el Volga en unos pontones hasta la otra orilla y trasladándoles lejos del frente.

Volvió a España en 1971, y tras instalarse casi clandestinamente en Madrid durante seis años, regresó a Valencia.

En 2013, con 100 años de edad, participó como activista en el primer aniversario de la primavera valenciana por el que fue conocida como la abuela del 15-M.